como reducir huella ecologica

Pues resulta que además de feminista y minimalista, también soy ecologista. Nadie está más sorprendido que yo (por los dos últimos digo), podéis creerme, pero estos últimos meses estos tres temas han tenido un gran impacto en mí. Hoy os hablo solo de cómo estoy reduciendo mi huella ecológica, porque si no, podemos estar aquí un año entero.

LA CRUZADA DE LOS HUEVOS

Todo empezó porque Bor (a.k.a. #ElNovioDeLaElegance) y yo empezamos a comer huevos revueltos todas las mañanas (más datos sobre nuestra relación en otro post, que no es el tema de ahora). Esto significaba que a la semana consumíamos 4 docenas de huevos (huevo arriba 🥚, huevo abajo 🥚), con sus respectivos envases de plástico del supermercado. Os podéis imaginar la cantidad de basura que generábamos a la semana: mucha. Y además, de plástico, que es como lo peorcísimo del mundo.

En algún momento algo hizo clic dentro de nosotros y decidimos buscar una alternativa, que encontramos en una tienda que solo vende huevos (y por tanto la llamamos «La tienda de los huevos», como es lógico) y que lo hace EN CARTONES DE HUEVOS DE LOS DE TODA LA VIDA que puedes reutilizar (nosotros llevamos con los nuestros desde la primera vez, y ahí siguen, estupendos).

16 mayo, 2018 4 COMENTARIOS
4 Facebook Twitter Google + Pinterest

que fue de mis exnovios

Cinco años han pasado desde la primera vez que os hablé de Kevin Bacon en el blog, y el otro día cuando os dije que me había vuelto a escribir (después de años sin saber nada de él), ¡todas os acordabais! No podía creerme la cantidad de mensajes que me mandasteis, todas con la misma cara que se me había quedado a mí al verlo: 😱😱

Por eso, y visto el interés en saber qué había sido de los demás (que lo pregunté en los Stories, por si estáis leyendo esto pero no me seguís en IG. Os quiero igualmente), procedo a contaros qué ha pasado con todos los pobres exes con los que me he ido encontrando estos años.  Dentro reportaje de investigación. Agarraos los machos:

25 abril, 2018 0 COMENTARIO
7 Facebook Twitter Google + Pinterest

no eres minimalista

Hola, petites, ¿cómo estáis? Por si no lo sabíais, ahora soy minimalista. “Ahora”, desde hace 10 minutos. O por lo menos lo estoy intentando.

Todo esto, como lo del spring clean, y tantas otras cosas en mi vida, se forjó durante mi período de convalecencia lumbaguil, momento maravilloso, en el que me pasé YouTube entero, explorando lo que viene siendo todo el asunto del minimalismo. No quedan vídeos en Internet sobre house tours minimalistas que no haya visto. Ni en español, ni en inglés, ni en francés. (Me planteo aprender japonés, aunque solo sea para buscar más vídeos, que tampoco necesito oírlos, yo con verlo todo vacío y ordenadito me vale).

Después de este máster intensivo, que incluyó posts y documentales (Minimalism, está en Netflix, buscadlo) ya soy una experta en el tema. Obvio. Yo cuando me informo de algo, lo hago bien.

Total, que mi expertise, y mi paciencia, se ven puestas a prueba a diario cuando veo esos vídeos en los que la gente se hace pasar por minimalista Y NO:

16 abril, 2018 4 COMENTARIOS
4 Facebook Twitter Google + Pinterest
POSTS NUEVOS